Autor: Erick López
Empresa: Gestión Digital
Fecha: 10-10-2017

La inteligencia no es lo mismo que el pensamiento crítico, y su diferencia importa.

Traducción y síntesis del artículo: “Why Do Smart People Do Foolish Things”, por Heather A. Butler publicado en CIENTIFIC AMERICAN

Todos probablemente conocemos a alguien que es muy inteligente, y que hace cosas sorprendentemente estúpidas. ¿Qué significa ser listo y qué inteligente? Nuestro uso diario del término está destinado a describir a a​lguien que está bien informado y toma decisiones sabias​, pero esta definición está en desacuerdo con la forma tradicional de medir la inteligencia. La medida más conocida de inteligencia es el cociente de inteligencia​, más comúnmente conocido como la prueba de CI, que incluye puzzles visuoespaciales, problemas de matemáticas, reconocimiento de patrones,​ ​preguntas​ ​de​ ​vocabulario​ ​y​ ​búsquedas​ ​visuales.

Las ventajas de ser inteligente son innegables. Las personas inteligentes tienen más probabilidades de obtener mejores calificaciones e ir más lejos en la escuela. Es más probable que tengan éxito en el trabajo. Y es menos probable que se metan en problemas (por ejemplo, cometer crímenes) como adolescentes. Dadas todas las ventajas de la inteligencia, sin embargo, usted puede sorprenderse del hecho de que aprender no asegura otros resultados de la vida, como el bienestar, entre otros. Podría imaginar que hacerlo bien en la escuela o en el trabajo podría conducir a una mayor satisfacción en la vida, pero varios estudios a gran escala no han encontrado evidencia de que el CI repercuta en la satisfacción o longevidad de la vida. Grossman y sus colegas sostienen que la mayoría de las pruebas de inteligencia no reflejan del individuo la forma de toma de decisiones en el mundo real y nuestra capacidad de interactuar bien con otras personas​. Esto es, en otras palabras,​ ​quizás​ ​por​ ​qué​ ​las​ ​personas​ ​”inteligentes”,​ ​hacen​ ​cosas​ ​ ​inútiles.

La capacidad de pensar críticamente, por otro lado, se ha asociado con el bienestar y la longevidad​. Aunque a menudo se confunde con la inteligencia, el pensamiento crítico no es la inteligencia (CI)​. El pensamiento crítico es una colección de habilidades cognitivas que nos permiten pensar racionalmente de una manera orientada a objetivos, y una disposición a usar esas habilidades cuando sea apropiado. Los pensadores críticos son amablemente escépticos​. Son pensadores flexibles que requieren evidencia para apoyar sus creencias y reconocen intentos fallaces de persuadirlos. El pensamiento crítico significa superar todo tipo de sesgos cognitivos (por ejemplo, sesgo de retrospección, sesgo de confirmación, etc.).

El pensamiento crítico predice una amplia gama de eventos de la vida. En una serie de estudios, realizados en Estados Unidos y en el extranjero, mis colegas y yo hemos encontrado que los pensadores críticos experimentan menos situaciones malas en la vida. Le pedimos a las personas que completaran un inventario de eventos de la vida y tomarán una evaluación de pensamiento crítico (la Evaluación del Pensamiento Crítico de Halpern). La evaluación del pensamiento crítico mide 5 componentes de las habilidades de pensamiento crítico incluyendo razonamiento verbal, análisis de argumentos, pruebas de hipótesis, probabilidad e incertidumbre, toma de decisiones y resolución de problemas. El inventario de eventos negativos de la vida captura diferentes aspectos de la misma, como académicos (por ejemplo, me olvidé de un examen), de la salud (por ejemplo, he contraído una infección de transmisión sexual porque no usé condón), legal (por ejemplo, fui arrestado) (por ejemplo, he engañado a mi pareja romántica con quien había estado durante más de un año), financiera (por ejemplo, tengo más de $ 5000 de deuda en la tarjeta de crédito), etc. Repetidamente, encontramos que con la crítica (Análisis) las personas experimentan menos eventos negativos de la vida. Este es un hallazgo importante porque hay muchas pruebas de que el pensamiento crítico puede ser enseñado y mejorado.

¿Es mejor ser un pensador crítico o ser inteligente? Mis últimas investigaciones pusieron el pensamiento crítico y la inteligencia unos contra otro para ver cuál estaba asociado con menos eventos negativos de la vida. Las personas que eran fuertes en la inteligencia o el pensamiento crítico experimentaron menos eventos negativos,​ ​pero​ ​los​ ​pensadores​ ​críticos​ ​lo​ ​hicieron​ ​mejor.

La inteligencia y la mejora de la inteligencia son temas candentes que reciben mucha atención. Es hora de que el pensamiento crítico reciba un poco más de esa atención. El razonamiento y la racionalidad se asemejan más a lo que queremos decir cuando decimos que una persona es inteligente que las habilidades especiales y la habilidad matemática. Además, mejorar la inteligencia es difícil. La inteligencia está determinada en gran medida por la genética. El pensamiento crítico, sin embargo, puede mejorar con la capacitación y se ha demostrado que los beneficios persisten con el tiempo​. Cualquier persona puede mejorar sus habilidades de pensamiento crítico: Hacerlo, podemos decir con certeza, es una cosa inteligente de hacer.

Heather​ ​A.​ ​Butler
Dr. Heather A. Butler es profesora asistente en el departamento de psicología de la Universidad Estatal de California Dominguez Hills. Heather tiene un serie de intereses de investigación, incluyendo el pensamiento crítico, tecnologías avanzadas de aprendizaje, y el uso de la ciencia psicológica para prevenir las convicciones injustas.

Empresa​:​ ​Gestión​ ​Digital